If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal

Caí en una estafa. ¿Qué hago ahora?

Todos intentamos evitar estafas, pero a veces caemos. Prepárate para este evento poco probable pero posible aprendiendo qué hacer si te das cuenta de que has sido estafado. Para saber más sobre cómo puedes mantenerte seguro mientras estás en internet, visita: seguridad-en-internet.khanacademy.org. Creado por Sal Khan.

Transcripción del video

SEGURIDAD EN INTERNET Sal Khan Fundador, Khan Academy Grace Hoyt Directora de Sociedades de Seguridad de Cuentas, Google [Sal] Muy bien, Grace. Entonces, lo ideal es poder reconocer un ataque de phishing y no caer en él, pero digamos que ya caímos, llegó un ataque y de inmediato hicimos clic en el enlace porque nos dio pánico. Escribimos nuestra contraseña y luego pensamos, “Espera, creo que acabo de dar mi contraseña a un sitio sospechoso”. ¿Qué hay que hacer en ese caso? [Grace] Es una excelente pregunta, Sal. Eso es muy desafortunado y espero que no le pase a nadie, pero si sucede hay algunas medidas que se pueden tomar para mitigar los efectos de un ataque de phishing. Debes decirle inmediatamente a un adulto de confianza, a un maestro o a tus padres, y hacerles saber lo que sucedió. Así pueden avisar a otras personas para que sepan que no eres tú el que envía mensajes desde esa cuenta que está comprometida, para que no caigan en las manos del mismo estafador. También puedes tomar medidas para reportar la estafa. Por ejemplo, si estás usando Gmail, hay una herramienta para reportar dentro de tu correo electrónico. Otras veces puedes recibir alertas en tu teléfono si hay llamadas que parecen sospechosas, pero siempre hay manera de reportarlo. Así que, definitivamente acude a un adulto de confianza si crees que te sucedió esto. Y una vez que se haya mitigado un poco el efecto, puedes buscar las mejores prácticas para asegurar que tu contraseña no esté comprometida en otros lugares. Actualiza esa contraseña, regístrate en la verificación de dos pasos de la que ya hablamos y asegúrate de cambiar tu contraseña regularmente. Así, incluso si te sucede y no te diste cuenta, puedes mitigar parte del riesgo si tienes contraseñas fuertes y las actualizas frecuentemente. También hay otra herramienta genial llamada Verificación de seguridad que te ayuda a revisar las contraseñas de todas tus cuentas en las que utilizas tu dirección de correo para iniciar sesión. Y esto te ayuda a mantener el control y asegurarte de que tus contraseñas no estén obsoletas o, en el peor escenario, que no hayan sido vulneradas en un algún tipo de filtración de datos o intento de phishing. [Sal] Super superútil