Hay millones de páginas web y muchas de ellas son interactivas de alguna manera. De hecho, muchas de ellas son interactivas de la misma manera. ¿Cuántos sitios has visto que usen una presentación con diapositivas? ¡Yo he visto cientos!
Por ejemplo, aquí está uno de National Geographic:
Captura de pantalla de una presentación con diapositivas de National Geographic
Aquí hay uno de la BBC:
Captura de pantalla de una presentación con diapositivas de la BBC
Uno más, de The Onion:
Captura de pantalla de una presentación con diapositivas de The Onion
Ahora, es posible que cada uno de esos desarrolladores web haya escrito su propio código JavaScript para hacer una presentación con diapositivas, pero muchos de ellos probablemente reutilizaron el mismo código. Como programadores, debemos reutilizar código existente cuando podamos, para no perder nuestro tiempo escribiendo código que otro programador ya escribió.
En JavaScript, la manera en que hacemos eso es usando una biblioteca. Una biblioteca es un archivo de JavaScript que contiene muchas funciones, y esas funciones realizan alguna tarea útil para tu página web.
¿Cómo sabemos qué funciones podemos utilizar? Podríamos mirar el archivo de JavaScript, si es corto, o mejor, podríamos mirar la documentación. La mayoría de las bibliotecas tiene documentación con una lista de funciones disponibles o un ejemplo del mundo real.
Por ejemplo, aquí está un fragmento de la documentación para Galleria, una biblioteca popular de JS para hacer presentaciones con diapositivas:
Captura de pantalla de la documentación de Galleria
Cuando un programador crea una biblioteca de JS y la hace disponible para el mundo, deliberadamente está decidiendo compartirla con el mundo; así que eso a menudo significa que hace el esfuerzo de tener muy buena documentación y ejemplos. Quizás un día te decidas a crear una biblioteca de cierta funcionalidad que encuentres realmente útil y la compartas con el mundo.
Pero primero, ¿cómo usas realmente una biblioteca? ¡Eso te lo voy a mostrar a continuación!