Una vez que hayas encontrado una colección de elementos usando la función de jQuery, puedes cambiarlos usando varios métodos.
Establece su texto interior con text():
$("h1").text("Todo acerca de los gatos"); (Ver ejemplo)
Establece su html interior con html():
$("h1").html("Me <strong>encantan</strong> los gatos"); (Ver ejemplo)
Establece atributos con attr():
$(".dog-pic").attr("src", "dog.jpg");
$(".google-link").attr("href", "http://www.google.com"); (Ver ejemplo)
Cambia los estilos CSS con css():
$("h1").css("font-family", "monospace");
$("h1").css({"font-family": "monospace", color: "red"}); (Ver ejemplo)
Agrega un nombre de clase con addClass():
$("h1").addClass("warning");
También puedes crear nuevos elementos desde cero pasándole una cadena de HTML a la función jQuery:
var $p = $("<p>");
Si quisieras, podrías pasarle el HTML completo, incluyendo etiquetas de contenido, atributos y estilos.
var $p = $('<p style="color:red;">Me encanta la gente que ama a los gatos.</p>');
Una vez que hayas creado un elemento, puedes modificarlo usando cualquiera de los métodos de arriba:
$p.addClass("warning");
Después puedes anexarlo a un elemento existente usando append(), :
$("#main-div").append($p); (Ver ejemplo)
También puedes insertarlo en la página usando prepend() (Ver ejemplo) o appendTo() (Ver ejemplo).
Lee la documentación de jQuery para más detalles sobre cada uno de estos métodos, siguiendo los nombres de los métodos vinculados arriba. No podremos cubrir todo aquí, y como las mejores prácticas de desarrollo web cambian rápido, tendrás que ser bueno leyendo la documentación para mantenerte al día en lo más reciente y en lo mejor. ¡Es bueno empezar a trabajar en esa habilidad ahora!