Tiempo actual: 0:00Duración total:2:27
0 puntos de energía
Transcripción del video
Un cifrado fuerte es uno que disimula tu "huella dactilar" Para hacer una "huella dactilar" menos notable hay que "aplanar" esta distribución de la frecuencia de aparición de las de letras. Hacia mediados del siglo XV habíamos avanzado hasta los cifrados polialafabéticos para conseguirlo. Imagina que Alice y Bob comparten una "palabra de desplazamiento" secreta. En primer lugar, Alice convierte la palabra en números de acuerdo a la posición de cada letra en el alfabeto. A continuación, esta secuencia de números se repetidamente copiada a lo largo del mensaje. Entonces, cada letra del mensaje es cifrada desplazándola usando el número que tiene debajo. Ahora ella está utilizando múltiples desplazamientos, en lugar de un único desplazamiento a lo largo del mensaje como hacía César antiguamente. Seguidamente, el mensaje cifrado es enviado a Bob abiertamente. Bob descifra el mensaje, restando los desplazamientos de acuerdo con la palabra secreta, de la que también tiene una copia. Ahora imaginemos una descifradora, Eve, intercepta la serie de mensajes y calcula la frecuencia de aparición de las letras. Ella encontrará una distribución plana o una suave huella digital. Entonces, ¿cómo podría ella "romper" (descifrar) esto? Recordemos, los "codebreakers" (descifradores) buscan fugas de información para encontrar una huella digital parcial. Cada vez que hay una diferencia en la frecuencia de aparición de las letras, ocurre una fuga de información. Esta diferencia es causada por repeticiones en el mensaje cifrado En este caso, el cifrado de Alicia contiene una palabra de codificación repetida. Para "romper" el cifrado, Eve, necesitaría -en primer lugar- determinar la longitud de la palabra de cifrado utilizada, no la palabra en sí. Ella debería ir al mensaje y comprobar la frecuencia de distribución en diferentes intervalos. Cuando compruebe la frecuencia de distribución de cada quinta letra la huella digital quedará revelada. El problema ahora equivale a "romper" cinco códigos César en una secuencia repetida. Individualmente, esta es una tarea trivial, como hemos visto anteriormente. La fortaleza añadida al cifrado es la cantidad de tiempo necesaria para determinar la longitud de la palabra de desplazamiento utilizada Cuanto más alta es la palabra de desplazamiento más robusto es el cifrado.