Tiempo actual: 0:00Duración total:7:20
0 puntos de energía
Transcripción del video
Imaginemos que Alice retrocede en el tiempo más de 50.000 años, y se encuentra con Bob, su antepasado. Hasta este momento, la cultura humana ha sido bastante poco sofisticada, usando las mismas primitivas herramientas de piedra que no han cambiado nada en miles de años. Pero en algún momento, hace 50.000 años, sucedió algo interesante. Y nadie sabe a ciencia cierta por qué. De repente, hubo una explosión de diversos artefactos culturales, incluyendo instrumentos musicales, herramientas nuevas, y otras formas de expresión creativa. Los humanos desarrollaron la habilidad de manifestar sus pensamientos internos. Comenzaron a comunicarse usando el lenguaje. Alice comienza su investigación buscando agua. Sabe que las poblaciones de humanos y de animales tienden a migrar hacia y a lo largo de los ríos que son la sangre vital de los ecosistemas. Eventualmente encuentra una marca interesante, la huella de la mano de Bob. Esta marca contiene muy poca información. Sólo que él estuvo aquí, y que quizás vuelva. Alice sabe que Bob es igualmente inteligente. Puede comunicarse verbalmente. Aunque su cultura todavía no haya desarrollado la habilidad de leer o escribir en su lengua natal. En este momento, el lenguaje escrito universal es el arte. Ella encuentra materiales naturales en los alrededores, para hacer un dibujo para él en caso de que regrese. Pinta un animal al cual va siguiendo, esperando que esto dará una idea de hacia dónde está yendo ella. Nuestros antepasados usaban materiales naturales para crear representaciones pictóricas de su realidad. Ésta es realmente una pintura de una caverna de hace unos 30.000 años, hallada bien conservada en lo profundo de la cueva de Chauvet, en Francia. Otras pinturas similares también han sido halladas en cuevas de España. Hay un tema común en estas pinturas antiguas: las formas animales, así como las manos humanas. Quizás una firma, una historia, o un llamado ritual. Cuando Bob vuelve a la cascada encuentra las pinturas y se dirige al río, donde piensa que ella puede estar. Al llegar, no la encuentra. Pero halla un signo de que ella ha estado aquí anteriormente. Decide pintarle una imagen explicándole dónde va ahora, que es a mitad de camino en dirección al río, hacia el sol poniente. Tiene poco tiempo para hacer su pintura porque se aproxima la noche. Así que necesita poder visualizar rápidamente su mensaje. Piensa en esto por un momento y se da cuenta de que su mensaje sólo contiene tres objetos mentales diferentes, mitad, río, oeste. Entonces decide usar figuras simplificadas para representarlos. Para el río, dibuja un símbolo que recuerda a su forma natural, llamado pictograma, que es un dibujo que se parece al objeto físico al cual representa. Los pictogramas son un paso importante en la evolución de la escritura. Ésta es una paleta ceremonial de antes del año 3.000 AC hallada en Egipto. La escena de aldededor muestra la lucha entre los humanos civilizados y los animales salvajes y feroces. Pero es difícil dibujar conceptos abstractos, tales como calma, viejo, peligroso, o, en el caso de Bob, mitad. Para esto dibuja una línea con una caja en el medio. Representa la mitad. Esto se conoce como ideograma, o figura conceptual de una idea abstracta. Éste es un ejemplo del mismo símbolo en una antigua inscripción de bronce china. Para la idea de Oeste, se decide por una imagen del Sol poniente. Ahora hace algo interesante. Combina estos simbolos individuales en términos de sus significados, para crear un mensaje. Significado más significado, igual a otro significado nuevo. Lo deja esperando que Alice lo encuentre. Algunos de los artefactos más antiguos de esta mezcla simbólica han sido hallados en la antigua Mesopotamia, hoy Irak, cuna de los sumerios. Éste fue el lugar de nacimiento de muchas de las primeras civilizaciones del mundo. Aquí encontramos tabletas de arcilla para contar, que están entre los documentos escritos más antiguos jamás encontrados, algunos anteriores al 3.000 AC. Estas tabletas rectangulares registran pagos en ganado, envíos de ganado para su engorde, y ofrendas de ganado. Notemos que en lugar de dibujar una imagen de diez ovejas, dibujaban un símbolo representando el 10 usando muescas, y otro símbolo representando ovejas o asnos lo que simplemente significa: diez ovejas. Esto se llama proto-escritura. Finalmente, Alice regresa a la costa del río y encuentra el mensaje de Bob. Interpreta correctamente su significado: al oeste, a mitad de camino hacia el río. Así que se marcha hacia el río, al poniente, y en algún momento se encuentran. Con el tiempo, Bob aprende a hablar el idioma de Alice, lo cual les permite usar el mismo lenguaje oral para comunicar conceptos e ideas. Esto les da una idea, que será raíz de un lenguaje escrito más poderoso. Comienza con algo muy simple, escribiendo el nombre de ella. Ella des-asocia el sonido de la imagen. Para su nombre, Alice, Alice, Alice... ...ella combina el símbolo matemático de "Todo" (ALL) y la imagen del hielo (ICE). ALL ICE. Alice. Notemos que su nombre no tiene nada que ver con los símbolos individuales. Sonido más sonido, igual a nuevo signficado. Esto se llama el Principio del Rebus. Un maravilloso ejemplo de esto se encontró en Egipto, junto al río Nilo. Datado alrededor del 3.100 AC, contiene algunas de las inscripciones jeroglíficas más antiguas jamás halladas. La Paleta Narmer muestra al faraón egipcio, Narmer. En el reverso lo vemos a la izquierda de un prisionero arrodillado a punto de ser golpeado por Narmer, que aparece alto, llevando una corona. Lo que estamos buscando está del otro lado. Entre las dos cabezas vacunas en la parte superior, vemos una inscripción de su nombre. Está escrito como un pez y un cincel, lo que se traduce como nar-mer. Narmer. Dos sonidos aislados de las imágenes, que juntos crean nuevo significado. Un desarrollo clave en la historia del lenguaje escrito. Pero antes de poder avanzar más hacia lo que conocemos como el alfabeto, algo más tenía que suceder. Necesitaban ahorrar tiempo.