If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal

Conoce a Hayley Iben

Descubre más sobre Hayley.

Transcripción del video

Cuando era niña me gustaban mucho algunos deportes  como el sóftbol, y jugaba de receptora y de   primera base. También me gustaba la música, empecé  a tocar la flauta en cuarto grado y de ahí empecé   a tocar en la banda; después me diversifiqué  y aprendí sola a tocar el saxofón tenor,   y toqué en una banda de jazz. Estuve en la banda  de marcha y en la banda sinfónica. Fui tambor   mayor y tuve muchas actividades diferentes  en la música. Fue genial. En preparatoria   teníamos que tomar clases optativas y  mi mamá me ayudó a decidir cuál escoger.   Ella había regresado a la escuela cuando yo era  niña y había tomado una clase de programación,   así que me sugirió que tomara una de esas para  ver si me gustaba. Y así fue como empecé. Ya me   gustaban las computadoras; me gustaba jugar con  ellas. Recuerdo cuando mis papás consiguieron   nuestra primera computadora, era 286 vieja, en  ese momento era sólo un juguete. Pero después   aprender a programar una computadora fue  algo que me interesó mucho, así que empecé   a tomar clases de computación en tercero de  secundaria y seguí durante la preparatoria.   Me gradué en Ciencias de la computación en la  escuela de artes y obtuve una licenciatura en   Ciencias. También estudié matemáticas. Obtuve  una maestría y un doctorado de la Universidad   de California en Berkeley. Mi maestría fue en  geometría computacional y mi tesis fue sobre una   simulación basada en Física para crear patrones  de grietas en superficies, como dibujar en lodo. También estudié vidrio estriado,  como una manera de crear patrones   de grietas en vidrio y usarlo en  tazas y tazones y cosas como esas. En mi pasantía terminé trabajando en un problema  de cinemática inversa con Andy Weekend, quien era   mi mentor, y el grupo de investigación. Vamos a  suponer que quiero animar mi brazo y que quiero   tomar mi muñeca y moverla hasta aquí. Lo que la  cinemática inversa hace es resolver para averiguar   qué ángulos tengo para mover las articulaciones de  mi codo y de mi hombro, o para llegar al objetivo,   que es donde está mi muñeca. Fue muy emocionante  para mí ver terminada la película Valiente.   Trabajé en mucha de la tecnología que se usó para  animar los personajes y para hacer el simulador   de cabello. Escribí el sistema de cinemática  inversa que se usó para mover caballos y cabello.   Pasé mucho tiempo tratando de asegurarme de  que la herramienta para posar funcionara de   manera correcta. Eso y que el cabello de Mérida  llenará toda la pantalla y ver qué tan hermoso   resultó todo fue increíblemente satisfactorio.  Y mientras estaba escribiendo esas herramientas,   me pidieron hacer una entrevista con un  compañero de trabajo para el grupo de simulación,   porque estaban buscando una nueva persona para  trabajar en simulación. La persona que dejó el   puesto había trabajado en fluidos y otro tipo  de simulaciones, no era un área con la que yo   estuviera familiarizada, así que ni siquiera había  pensado en ese trabajo. Y creo que la oferta ya   llevaba abierta como un año cuando estábamos  hablando de ella; estaban teniendo dificultad   para encontrar a alguien, y la persona a la que  estábamos entrevistando estaba haciendo su tesis   de maestría implementando cosas de mi tesis de  doctorado. Así que después de la entrevista, mi   compañero de trabajo me miró y dijo "¿Por qué no  estás solicitando este trabajo?" Ése fue realmente   un momento importante en mi carrera, sentarme  y pensar "Mmm, ¿por qué no estoy solicitando   este trabajo?" Así que realmente lo consideré y  me decidí: sí, quiero solicitar este trabajo. Y   siempre es un poco aterrador cuando intentas hacer  algo nuevo, pero definitivamente valió la pena.   No le hice caso a las personas que me decían "Oh,  deberías estar haciendo esto o lo otro", porque   deberías hacer lo que te diga tu corazón. Incluso  si es aterrador, debes seguir adelante y hacerlo.