If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal

La perspectiva keynesiana sobre las fuerzas del mercado

La perspectiva económica keynesiana defiende la intervención del gobierno en ciertos casos, pero las fuerzas del mercado todavía son valiosas.

Puntos clave

  • La propuesta keynesiana para estabilizar la economía implica la intervención del gobierno a nivel macroeconómico; por ejemplo, para incrementar la demanda agregada cuando la demanda privada disminuye, y para disminuir la demanda agregada cuando la demanda privada aumenta.
  • Sin embargo, esto no quiere decir que el gobierno debería aprobar leyes o regulaciones para fijar los precios y las cantidades en los mercados microeconómicos.

La perspectiva keynesiana sobre las fuerzas del mercado

Desde el nacimiento de la economía keynesiana en la década de 1930, se ha desarrollado la controversia sobre hasta qué punto el gobierno debería jugar un papel activo en el manejo de la economía. Después de la devastación y el sufrimiento humano vividos durante la Gran Depresión, muchas personas —entre ellas muchos economistas— se hicieron más conscientes de las debilidades del sistema económico orientado al mercado. Algunos partidarios de la economía keynesiana abogaron por un alto grado de planificación gubernamental en todos los ámbitos de la economía.
Sin embargo, el propio Keynes tuvo el cuidado de separar el problema de la demanda agregada de qué tan bien funcionaban los mercados individuales. Argumentaba que los mercados individuales de bienes y servicios eran adecuados y útiles, pero que a veces el nivel de demanda agregada era simplemente demasiado bajo.
Keynes sostenía que, cuando 10 millones de personas están dispuestas y son capaces de trabajar pero un millón de ellas están desempleadas, los mercados individuales pueden estar haciendo un muy buen trabajo al distribuir los esfuerzos de nueve millones de trabajadores, pero el problema es que existe una demanda agregada que resulta insuficiente para proporcionar trabajo a 10 millones de personas. Por consiguiente, Keynes creía que —si bien el gobierno debería garantizar un nivel general de demanda agregada suficiente para que la economía alcance el pleno empleo— este problema no implica que el gobierno deba intentar fijar los precios y salarios de toda la economía ni absorber y administrar directamente las grandes empresas o industrias enteras.
Incluso si aceptamos la teoría económica keynesiana, siguen quedando algunas preguntas de tipo práctico. En el mundo real, ¿pueden las autoridades económicas identificar el PIB potencial con exactitud? Un aumento deseado de la demanda agregada, ¿se alcanza mejor por medio de un recorte impositivo o por medio de un aumento del gasto gubernamental? Dadas las inevitables demoras e imprecisiones cuando las políticas se convierten en ley, ¿es razonable esperar que el gobierno pueda implementar la economía keynesiana? Poner fin a una recesión, ¿realmente puede ser tan simple como incrementar la demanda agregada?
El enfoque keynesiano, con su énfasis en la demanda agregada y los precios rígidos, ha demostrado ser útil para entender cómo fluctúa la economía en el corto plazo y por qué se producen las recesiones y el desempleo cíclico. Pero también tiene deficiencias que lo hacen no muy adecuado para el análisis macroeconómico de largo plazo.

Resumen

  • La propuesta keynesiana para estabilizar la economía implica la intervención del gobierno a nivel macroeconómico; por ejemplo, para incrementar la demanda agregada cuando la demanda privada disminuye, y para disminuir la demanda agregada cuando la demanda privada aumenta.
  • Sin embargo, esto no quiere decir que el gobierno debería aprobar leyes o regulaciones para fijar los precios y las cantidades en los mercados microeconómicos.

Preguntas de autocorrección

¿La economía keynesiana exige que el gobierno controle los precios, los salarios o las tasas de interés?
Enumera tres problemas prácticos de la perspectiva keynesiana.

Pregunta de repaso

¿De qué manera aborda la perspectiva keynesiana el fracaso económico del mercado en la Gran Depresión?

Pregunta de razonamiento crítico

Explica qué tipos de políticas pudo haber implementado el gobierno federal para restaurar la demanda agregada y los posibles obstáculos que los legisladores pudieron haber encontrado.

¿Quieres unirte a la conversación?

¿Sabes inglés? Haz clic aquí para ver más discusiones en el sitio en inglés de Khan Academy.