If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal
Tiempo actual: 0:00Duración total:5:35

Transcripción del video

Hola, soy Tara Von Der Linden, programadora de shows de figuras animatronic aquí, en Walt Disney Imagineering. Trabajo con los equipos creativos y de ingeniería en el diseño de personajes animatronic. Seré su presentadora para esta lección sobre cómo damos vida a estos personajes. Los personajes son parte muy importante de nuestros parques. Habitan la tierra y realmente le dan vida. Algunos personajes son de películas que conoces y amas. Otros son personajes que creamos. No importa el origen de los personajes, nuestro objetivo principal es crear un lazo emocional auténtico entre visitantes y personajes. Walt construyó Disneyland para que los visitantes pudieran conocer a los personajes. Cuando era niño, visité Epcot Center y subí a la atracción Journey into Imagination. Quedé cautivado por un personaje llamado Figment y sabes, fastidié a mis papás la semana entera de nuestra visita, insistiendo: Quiero un Figment. Quiero un Figment. Finalmente, me dieron el Figment. Cuando diseño un personaje, trato de que los visitantes que vienen al parque hoy tengan esa misma reacción emocional a los personajes que yo ayudo a diseñar, como la mía hacia Figment. Uno de nuestros personajes más populares es Chewbacca. Conocerlo es muy emotivo para mucha gente. Finalmente conocer a un personaje en nuestra tierra que vive y respira es algo que tomamos muy en serio. Para mi hijito, Mickey ha sido parte de su vida desde el primer día. Y ahora pueden abrazarlos y chocarle la mano a estos personajes que han llegado a querer tanto. Ha sido muy emocionante ver a las niñitas en sus trajes de princesas venir a conocer a la Dora –la guardia de los Black Panthers– y ver cómo, después de conocerlas, se paran un poco más derechas. Y ves un poco de ferocidad en su porte, en la forma en que caminan y la forma en que hablan. Como alguien que ayuda a crear esas experiencias y crear esos personajes, una experiencia como esa es el más alto honor y la mayor satisfacción que puedes tener de tu trabajo. Y los visitantes crean un vínculo con estos personajes al conocer sus historias. Al crear personajes nuevos, es importante entender sus motivaciones, entender su historia de fondo. ¿Cuáles son sus sueños y deseos? ¿Cuáles son sus miedos? Mientras más conozcas a tu personaje, más creíble va a ser. Podemos diseñar personajes lindos pero, ¿podemos crearles una historia que le interese a los visitantes? Debemos pensar: ¿Cuál es la combinación de deseos y necesidades, de gustos y aversiones, que se combinarán para crear una personalidad? Pensar en: ¿En qué parte del mundo crecieron, o en qué parte del universo? Cuántos años tienen. Hasta sus movimientos más pequeños. La forma en que caminan, en que se pavonean. ¿Qué tipo de música escuchan o les gusta? O quizás no les gusta la música. Pero, ¿por qué no? Casi necesitas pensar como un sicólogo cuando diseñas un personaje. Pensar: ¿Quién es este personaje?". Tienes que meterte en su cabeza porque es la única forma en que vas a poder escribir para el personaje y ponerlo en situaciones. Y eso también reflejará el diseño del personaje. Y eso requiere mucha investigación. Muchas veces, los personajes que tenemos en los parques vienen de películas, como Blancanieves y los siete enanitos o La sirenita. Cuando trabajamos en La sirenita, yo ayudé en el desarrollo de todos los personajes animatronic para la atracción. Mi favorita fue Úrsula, la bruja del mar. Cuando desarrollamos la atracción vimos el filme muchas veces y nos reunimos con algunos animadores. Consideramos lo físico, obviamente. Si el genio de Aladdin es un tipo azul grande, pues nuestro genio también será un tipo azul grande, pero también consideramos los rasgos de personalidad. El hecho de que la voz del genio en el filme animado fue Robin Williams significa que hablaba rápido, que era chistoso, y que era capaz de improvisar. Por eso, para nuestra producción teatral de Aladdin, fuimos a clubs de comedia e improvisación y exhortamos a los artistas de esos dos mundos a ir a las audiciones de la obra. Porque, verdaderamente, iban a ser el talento y la habilidad de pensar rápido del actor lo que lograrían que el genio realmente cobrara vida. Tienes que crear un personaje que sea sumamente creíble y que puedas visualizar en tu tierra, caminando y hablando. Estemos hablando de animales, o estemos hablando de robots, o estemos hablando de princesas, o estemos hablando de superhéroes, todos tienen los mismos impulsos humanos que ayudan a que nos identifiquemos con ellos. Algunos son muy curiosos, otros son muy compasivos. Cuando conocemos a Aladdin, lo llaman una rata callejera porque les roba a los vendedores locales, pero le da lo que roba a otra persona que está más hambrienta. Así que quieres asegurarte de que tus personajes tengan cualidades que nos hagan sentir empatía por ellos y simpatizar con ellos y querer pasar tiempo con ellos. Ahora es tu turno de pensar en el tipo de personaje que quieres traer a la vida para la tierra o atracción que estás creando. El próximo ejercicio te ayudará a empezar.