Si estás viendo este mensaje, significa que estamos teniendo problemas para cargar materiales externos en nuestro sitio.

If you're behind a web filter, please make sure that the domains *.kastatic.org and *.kasandbox.org are unblocked.

Contenido principal

Siete sugerencias para preparar un espacio de estudio productivo en casa

Sabemos que muchas familias esperan que, este año escolar, sus hijos participen en algún tipo de aprendizaje a distancia. Aquí encontrarás algunas sugerencias prácticas que te ayudarán a preparar un espacio en casa para que tu hijo estudie, haga tareas y asista a clases en línea.
  1. Elige una ubicación con base en las preferencias de aprendizaje de tu hijo. Si prefiere el silencio, una habitación adicional o su propia habitación pueden ser buenas opciones. Si disfruta del sonido ambiental, considera elegir un lugar en la cocina o cerca de tu oficina, si es que trabajas desde casa. Si tienes varias opciones disponibles, puedes pedirle a tu hijo que pruebe cada una para ver cuál le acomoda mejor.
  2. Elimina las distracciones. Pídele a tu hijo que apague su teléfono y sus redes sociales y el televisor mientras estudia. Para los niños mayores, quizá te interese revisar aplicaciones y herramientas que ayuden a eliminar distracciones, como freedom.to, Stayfocusd, Dewo o SelfControl. Pueden probar con música instrumental para bloquear otros sonidos o evitar el silencio total. Hay quienes lo encuentran útil mientras que otros no.
  3. Hazlo cómodo, pero no demasiado cómodo. Elige una silla en la que tu hijo se pueda sentar cómodamente durante periodos largos y asegúrate de que tenga un escritorio o alguna superficie plana en la que pueda acomodar sus libros, computadora y otros artículos de estudio. Nota: no recomendamos usar la cama como un espacio de estudio; ¡no quieres que tu hijo se duerma durante la clase! Asimismo, realizar otras actividades en la cama además de dormir puede ocasionar problemas para conciliar el sueño por la noche.
  4. Asegúrate de que la luz del espacio de estudio sea buena. Esto puede incluir luz natural de una ventana o luz de alguna lámpara.
  5. Pon todos lo útiles de tu hijo —lápices, papel, calculadora, por ejemplo — fácilmente accesibles en su espacio de estudio. Anima a tu hijo a que mantenga su espacio organizado y limpio. Quizá puedes incentivarlo con una pequeña recompensa cada semana si logra mantener su espacio limpio.
  6. Anima a tu hijo a personalizar su espacio de estudio con decoraciones, arte o cualquier cosa que le ayude mantenerse motivado e inspirado.
  7. Si es posible, el espacio de estudio debería utilizarse solo para aprender; esto incluye asistir a clases, hacer tareas y estudiar, por ejemplo. Si esto no es posible, y estás utilizando un espacio con funciones múltiples, intenta crear una señal para que tu hijo sepa cuándo es tiempo de estudiar. Guarda todas las cosas que estén en ese espacio, ten a la mano los útiles de tu hijo, mantenlo organizado y asegúrate de que la iluminación sea buena y de que no haya distracciones. Tener decoraciones que se usen solamente cuando está estudiando ayudará también a que tus hijos identifiquen que es hora de estudiar.
Si tienes más de un hijo y el espacio es limitado, intenta escalonar el uso del espacio compartido, asignándole a cada uno un horario para usarlo. Dale a cada niño una caja para organizar y guardar sus materiales de estudio. Pueden llevar esa caja y organizarse en varios espacios conforme lo necesiten.
Una vez que hayas establecido un espacio de aprendizaje para tu hijo, es hora de colaborar con ellos para establecer metas para el año escolar y crear un programa semanal sobre cómo van a usar el espacio. Para nuestros consejos de establecer metas, ve este artículo. Puedes desarrollar el programa de aprendizaje de tu hijo con base en la orientación que hayas recibido de su escuela, como clases en línea u horas recomendadas de trabajo por semana. Si no has recibido orientación de tu escuela o estás proporcionando educación en el hogar, puedes consultar nuestros horarios diarios sugeridos bajo la sección de "A seguir aprendiendo" en nuestra página Sigamos aprendiendo para Perú y Latinoamérica en general o en nuestra página Sigamos aprendiendo para EE. UU. y adaptarlos a tu familia. Asegúrate de incluir el tiempo para las pausas, comidas y actividad física en tu horario. Sé generoso con el número de pausas cortas durante el tiempo de aprendizaje, especialmente con los estudiantes más jóvenes. Si tienes niños pequeños, es posible que quieras programar el tiempo que ellos puedan esperar pasar contigo y el tiempo que pases revisándolos.
Esperamos que encuentres útiles estas sugerencias. ¿Qué otras sugerencias tienes para organizar el espacio de estudio de tus hijos? Compártelas con nosotros en nuestras redes sociales en inglés: Facebook o Twitter.

¿Quieres unirte a la conversación?

Sin publicaciones aún.
¿Sabes inglés? Haz clic aquí para ver más discusiones en el sitio en inglés de Khan Academy.