If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal

La acidificación del océano

La acidificación del océano es la disminución del pH de los océanos, principalmente debido al aumento de las concentraciones de CO2 en la atmósfera, y se puede expresar como ecuaciones químicas. A medida que se libera más CO2 a la atmósfera, los océanos, que absorben una gran parte de ese CO2, se vuelven más ácidos. Las actividades antropogénicas que contribuyen a la acidificación del océano son las que llevan a un aumento de las concentraciones de CO2 en la atmósfera: quema de combustibles fósiles, emisiones de vehículos y deforestación. Creado por Sal Khan.

Transcripción del video

En este vídeo vamos a hablar un poco  sobre la acidificación de los océanos. Y como veremos, todo está relacionado con el   aumento en las concentraciones de  dióxido de carbono en la atmósfera. Ya hemos hablado de esto en otros vídeos.  Por aquí podemos ver las concentraciones   de dióxido de carbono en los últimos 800,000  años, lo cuál es mucho antes de que existieran   los seres humanos modernos. Y podemos ver que, en general,   ha oscilado entre aproximadamente 200  partes por millón y 300 partes por millón. Pero ahora, si observamos los  tiempos modernos podemos ver   que el pico ha rebasado por mucho ese rango. Y este eje de aquí abarca mucho tiempo,   y puede ser que no sea obvio  cuándo o por qué ocurrió este pico. Así que hagamos un acercamiento a lo que ocurrió  en los últimos cientos de años, más o menos. Y al hacerlo, este nuevo gráfico de  aquí nos muestra dos cosas: en azul,   estamos viendo las emisiones  reales de dióxido de carbono. Y si vamos a la revolución preindustrial, o a  las primeras etapas de la revolución industrial,   nuestras emisiones de dióxido de carbono  eran muy bajas y bastante planas, y después,   podemos observar que han subido drásticamente,   especialmente en los últimos  100 años, más o menos. Y ese dióxido de carbono no sale  inmediatamente de la atmósfera,   permanece en la atmósfera durante un buen tiempo. Así que, a medida que hemos  aumentado nuestras emisiones,   la concentración acumulada de dióxido de carbono  ha subido hasta los niveles que acabamos de ver.   Antes de la revolución industrial, o de las  primeras etapas de la revolución industrial,   seguíamos dentro de ese rango que vimos  en los últimos 800,000 años, pero luego   ha aumentado acumulativamente hasta llegar a  este lugar que está muy fuera de ese rango. Y para entender lo que esto le  está haciendo a nuestros océanos,   debemos darnos cuenta de que el  dióxido de carbono en el aire   está interactuando con el océano, de  hecho, con el agua de cualquier lugar. Por lo tanto, si tenemos un poco de H2O, o agua,  junto con dióxido de carbono, ambos reaccionarán   o más bien entrarán en equilibrio, para formar lo  que se conoce como ácido carbónico, que es H2CO3. Y si quieres saber cómo están estructurados los  enlaces, entonces observa, se van a ver algo así,   donde cada uno de los oxígenos  están unidos a un hidrógeno. Y la razón por la que se llama ácido carbónico, es  porque puede liberar fácilmente un ion hidrógeno.   Así que esto puede estar en equilibrio  con el bicarbonato, que es HCO3 menos,   lo cuál es exactamente nuestro ácido carbónico  menos un ion hidrógeno, más un ion hidrógeno. Así que como tienes más dióxido de carbono en  el aire que reacciona con el agua en el océano,   bueno, entonces vas a tener más ácido carbónico  y vas a tener más de tus iones de hidrógeno. La reacción va a ir en esta dirección,   conforme tengamos más de estas cosas,  especialmente más dióxido de carbono. Y todo esto lo hemos observado en los propios  océanos. Hemos visto que el pH del océano,   si vamos a la revolución industrial temprana,  estaba alrededor de 8.2 y ha pasado a 8.1. Y ya sabemos que cuanto más  bajo es el pH, más ácido es. Pero también podrías decir, "Oye, eso  no parece un gran cambio", pero recuerda   que el pH se mide en una escala logarítmica,  así que estamos hablando de potencias de 10. Así que este cambio, si quieres entrar  realmente en los detalles y en las matemáticas,   recordando que el pH es el logaritmo negativo  de la concentración de iones de hidrógeno,   entonces este cambio será la concentración de  iones de hidrógeno de aquí en relación con la   otra, es decir, si las queremos comparar,  será 10 a la –8.1 sobre 10 a la –8.2. Y, si observas este análisis, verás que esto  es aproximadamente 1.26. Otra forma de pensar   en esto es que, desde el transcurso de la  revolución industrial, por las tendencias   que hemos visto en este gráfico, nuestros  océanos son aproximadamente 26% más ácidos. Y para apreciar por qué esto es un gran problema,  tenemos que recordar que algunas cosas como los   arrecifes de coral o las conchas de los animales  marinos, se forman con carbonato de calcio. En el carbonato de calcio, tienes un  ión de calcio cargado positivamente   formando un enlace iónico con un ión de  carbonato, y el carbonato se parece a esto,   que se parece muchísimo a lo que vemos aquí  en el ácido carbónico, o el bicarbonato. Y así, si de repente tienes muchos más de estos  iones de hidrógeno en el agua y disueltos,   todo es más ácido ahora, entonces se podría  interrumpir este proceso de formación. Parte de este carbonato podría ir y atrapar  algunos de estos iones de hidrógeno,   con menos probabilidad de formar  un enlace iónico con el calcio. Y no solo afecta directamente a cosas como  el carbonato de calcio, que, por cierto,   está en todas partes, de hecho, es el principal  componente de las perlas. También es el principal   componente de las estructuras rígidas en la  vida, incluyendo la vida marina, y de hecho,   también es antiácido. Las pastillas TUMS  son principalmente carbonato de calcio.  Pero esta acidez va a sacar de su  homeostasis a todo tipo de organismos. Los organismos son muy, muy sensibles a los  cambios de pH, a los cambios en la acidez. Pero lo más importante es que entendamos que se  habla mucho del calentamiento global y de las   concentraciones de dióxido de carbono en el aire,  pero debido al efecto invernadero no sólo se está   calentando el océano, sino que también está  provocando que los océanos sean más ácidos,   lo que genera algunas consecuencias que son obvias  en este momento, y probablemente algunas otras   consecuencias que se pueden dar más adelante  y que apenas estamos empezando a entender.