Si estás viendo este mensaje, significa que estamos teniendo problemas para cargar materiales externos en nuestro sitio.

If you're behind a web filter, please make sure that the domains *.kastatic.org and *.kasandbox.org are unblocked.

Contenido principal

Contaminación y salud humana

Puede ser difícil establecer una causa y efecto entre los contaminantes y los problemas de salud humana porque los seres humanos están expuestos a varias sustancias químicas y contaminantes. El mesotelioma es un tipo de cáncer causado principalmente por la exposición al asbesto. Creado por Khan Academy.

¿Quieres unirte a la conversación?

Sin publicaciones aún.
¿Sabes inglés? Haz clic aquí para ver más discusiones en el sitio en inglés de Khan Academy.

Transcripción del video

Hola, amigos, toda mi vida  he luchado contra el asma.  Y normalmente no me molesta demasiado, pero cuando   hace mucho frío afuera o cuando hago mucho  ejercicio, mis síntomas de asma empeoran. Cuando esto sucede o, en otras palabras,  cuando tengo un ataque de asma,   las vías respiratorias de mis  pulmones se inflaman y se hinchan. Y también empiezan a estrecharse  y a llenarse de mucosidad,   lo que hace que me resulte cada vez  más difícil respirar con normalidad. Sin embargo, no sólo el frío y el CrossFit  desencadenan mi asma, sino también la   contaminación del aire. Si estoy corriendo al  aire libre, o incluso simplemente caminando   por zonas donde hay mucho tráfico y coches  circulando, mi asma se dispara inmediatamente. Pero ¿por qué? Bueno, hoy vamos a conocer   las conexiones entre la contaminación y la salud  humana. Este diagrama ilustra las tres fuentes   principales de contaminación en nuestro entorno:  la contaminación del aire, del agua y del suelo. La exposición a estos tipos de  contaminación puede provocar a   su vez diversos problemas de salud y enfermedades.  Hoy nos vamos a centrar en la contaminación  del aire en particular. Los gases tóxicos,   las partículas y las sustancias químicas que  se liberan en el aire pueden provocar diversos   problemas de salud, como enfermedades  respiratorias y cardiovasculares,   así como dolores de cabeza, fatiga,  cáncer, náuseas e irritación de la piel. Sin embargo, los médicos e investigadores  todavía están estudiando las conexiones   entre los contaminantes de nuestro entorno y  los problemas de salud de los seres humanos,   principalmente porque los humanos  experimentamos colectivamente   diferentes niveles de exposición a una  variedad de contaminantes y toxinas. Así que, en resumen, puede ser realmente difícil  precisar la causa exacta de ciertas enfermedades   porque los contaminantes y las toxinas pueden  entrar en nuestro cuerpo desde el aire,   el agua y el suelo, como muestra esta figura,  que indica las numerosas fuentes antropogénicas,   es decir, causadas por las actividades humanas,  de contaminación del aire, la tierra y el agua. Si nos fijamos en los contaminantes  atmosféricos en particular, vemos   un grupo de instalaciones industriales  que liberan clorofluorocarbonos, CFC,   que son compuestos antropogénicos que contribuyen  al agotamiento del ozono en la estratosfera.  También vemos óxidos nitrosos y dióxido de azufre,  que pueden contribuir a la contaminación del aire,   así como a la lluvia ácida, y dióxido de carbono,  que es un gas de efecto invernadero común. ¿Cómo afectan estos contaminantes  atmosféricos comunes la salud humana? Una de las conexiones más estudiadas  entre la contaminación atmosférica   y la salud humana es la relación  entre el asbesto y el mesotelioma. Muchos estudios han demostrado  que el acto repetido de inhalar   o tragar accidentalmente asbesto es  la causa más común de mesotelioma,   que es un tipo de cáncer que se produce en la  capa delgada de tejido que recubre los pulmones   y la mayoría de los órganos internos  como el corazón y también el abdomen. Puede ser un poco difícil de observar  en esta radiografía de tórax,   pero esta zona marcada con  un círculo naranja muestra   el tejido pulmonar afectado donde el  mesotelioma ha empezado a extenderse. Normalmente, el tejido pulmonar debería aparecer  bastante transparente en las radiografías,   pero se vuelve opaco cuando hay mesotelioma. El asbesto es un mineral natural compuesto  por millones de fibras que se unen para   crear un material ligero pero  prácticamente indestructible. La estructura de las fibras del asbesto  lo convierte en un aislante eléctrico   realmente eficaz, y además es  resistente al calor. Por eso   se utilizó mucho en la construcción  y en la protección contra el fuego. Cuando crecí, mis padres tenían asbesto  en el techo. Y también recuerdo que tanto   mi escuela primaria como mi escuela secundaria,   construidas a finales de los años 70,  tenían gimnasios con techos de asbesto. Pero a medida que ha crecido la conciencia de  la salud pública sobre los peligros del asbesto,   también ha crecido el negocio  de la eliminación del asbesto. Aunque actualmente ya no es muy común que  el asbesto se utilice en la construcción,   algunos productos pueden seguir  conteniendo pequeñas cantidades   de asbesto, como los materiales para tejados. Y algunas veces, cuando ves la televisión,   es posible que veas anuncios sobre la  eliminación del asbesto, que consiste   en la contención y remoción del asbesto de  forma segura por parte de profesionales. La relación entre la exposición al asbesto  y el mesotelioma ha sido muy estudiada. Y   a su vez, el uso del asbesto ha  disminuido mucho con el tiempo. Sin embargo, por desgracia, los síntomas  o signos del mesotelioma pueden comenzar   a aparecer hasta 20 o 50 años después de  la exposición al asbesto. Los síntomas   iniciales pueden ser dificultad  para respirar y dolor en el pecho. Sin embargo, con el tiempo, como podemos  ver en la parte inferior de este diagrama,   la exposición al asbesto puede provocar daños  como la asbestosis y el cáncer en la pleura,   que es la membrana que recubre los pulmones y el  interior de las paredes torácicas circundantes. Esta pleura, e incluso el  diafragma, que ayuda a respirar,   pueden quedar cicatrizadas, dañadas  y endurecidas por el asbesto. Y,   por supuesto, también puede desarrollarse un  mesotelioma. Pero lo peor es que el mesotelioma,   en general, suele ser resistente a los  tratamientos de radiación y quimioterapia. Por ello, la supervivencia a largo plazo y la  cura son extremadamente raras. Sin embargo,   el mesotelioma puede diagnosticarse  y tratarse de forma precoz mediante   revisiones periódicas y análisis de sangre para  las personas más vulnerables a este cáncer. Es decir, personas que han estado expuestas  al asbesto debido a su trabajo, como mineros,   trabajadores de fábricas, aisladores e  instaladores y trabajadores de la construcción. Así que respira, toma un sorbo de agua. Son cosas sencillas que damos por sentadas  cada día, pero la contaminación puede amenazar   estos aspectos básicos de nuestra vida.  Cuando mi asma empieza a manifestarse,   soy muy consciente de la magnitud de la  contaminación que afecta a mi salud cotidiana. Y gracias a la legislación reguladora como  la Ley de Aire Limpio y la Ley de Agua   Limpia en Estados Unidos, es posible  tener vidas más largas y saludables. Pero esto no es así en todas partes,  ni es así para todo el mundo. Así que   haz tu parte y ayuda a garantizar un  aire y un agua seguros para todos.