If you're seeing this message, it means we're having trouble loading external resources on our website.

Si estás detrás de un filtro de páginas web, por favor asegúrate de que los dominios *.kastatic.org y *.kasandbox.org estén desbloqueados.

Contenido principal
Tiempo actual: 0:00Duración total:4:28

Ejemplo resuelto: diagrama de Lewis del ion cianuro (CN−)

Transcripción del video

En este video vamos a practicar más la  construcción de diagramas de Lewis e intentaremos   hacer esto para un anión cianuro. Esto es muy  interesante, ya que será la primera vez que   intentemos construir el diagrama de Lewis para un  ion, así que pausa el video e inténtalo. Muy bien,   vamos a trabajar juntos. Ya hemos visto en varios  videos que el primer paso es contar el total   de electrones de valencia con los que estamos  trabajando para asegurarnos de asignarlos todos.   Para ayudarnos con esto, vamos a observar nuestra  tabla periódica de los elementos. Ya sabemos que   el carbono tiene 1, 2, 3, 4 electrones de valencia  en su segunda capa, en su segundo periodo,   tenemos 4 electrones de valencia del carbono;  mientras que el nitrógeno tiene 1, 2, 3, 4,   5 electrones de valencia en su segunda capa, en  su segundo periodo. Entonces, los electrones de   valencia de un átomo neutro y libre de carbono y  uno de nitrógeno nos da un total de 9 electrones   de valencia. Pero todavía no hemos acabado, ya  que no tenemos una molécula neutra, es decir,   tenemos una carga negativa, es un anión, tenemos  una carga de -1. Debido a este -1 debemos pensar   que tenemos un electrón de valencia extra, por lo  tanto, agreguemos este electrón de valencia extra   por aquí. ¿Para qué hacemos esto? Bueno, esto  se debe a esta carga negativa y, por lo tanto,   trabajaremos con un total de 10 electrones  de valencia. El segundo paso es dibujar los   enlaces simples e identificar el átomo central.  Como esta vez sólo tenemos dos átomos realmente   no tenemos ninguno central, así que pongamos  el carbono por aquí y el nitrógeno por acá,   uno al lado del otro, y dibujemos un enlace  simple. Al dibujar este enlace simple hemos   asignado 2 electrones de valencia, por lo tanto,  hay 8 electrones de valencia restantes. Y ése es   el siguiente paso: asignar los electrones de  valencia restantes, así que empecemos con el   átomo más electronegativo. Intentemos  que el nitrógeno complete su octeto,   ya tenemos 2 así que vamos a asignarle 3 pares  solitarios extras de electrones, tenemos: 2, 4,   6, 8, y con esto hemos asignado 6 electrones  de valencia de estos 8 restantes. Entonces,   -6 electrones de valencia, nos quedaremos con  2 electrones de valencia para asignar, así que   démosle al carbono estos 2 electrones de valencia  de esta forma. Con esto ya hemos usado todos los   electrones de valencia. Ahora veamos qué tan feliz  está cada átomo. El nitrógeno tiene 8 electrones   de valencia a su alrededor: 2, 4, 6, 8; mientras  que el carbono tiene 4: 2 y 4. Entonces es aquí   donde debemos pensar si se requieren algunos  enlaces extras o enlaces de orden superior,   así que ¿cómo le damos al carbono más electrones  de valencia? Bueno, podemos tomar algunos de estos   pares solitarios alrededor del nitrógeno y usarlos  para convertir este enlace covalente en un enlace   de orden superior. Entonces, veamos: si tenemos  que tomar estos 2 electrones y convertirlos en un   enlace covalente. ¿Qué pasará? Bueno, voy a borrar  todo esto y a dibujar otro enlace covalente. Esta   vez el nitrógeno tiene todavía 8 electrones a  su alrededor, mientras que el carbono tiene 6,   así que podemos hacer de nuevo lo mismo. Borremos  estos 2 electrones y con ellos hagamos otro enlace   covalente. Entonces, ¿qué está pasando? Bueno, el  carbono tiene 2, 4, 6, 8 electrones de valencia a   su alrededor y el nitrógeno tiene 2, 4, 6, 8  electrones a su alrededor, así que esto se ve   bastante bien. Pero ¿ya hemos terminado? La  respuesta es no, aún no hemos representado   esta carga negativa en nuestro diagrama de Lewis.  Para hacerlo ponemos entre corchetes la molécula   entera y decimos "Oye, esta molécula tiene  una carga negativa". Y ahora hemos terminado,   hemos asignado todos nuestros electrones de  valencia, cumplimos nuestras reglas del octeto   en todos nuestros átomos que no sean el hidrógeno,  ya que, bueno, aquí no tenemos hidrógenos,   y con estos corchetes mostramos que, en efecto,  es un anión. Y ya está, hemos terminado.